sábado, 29 de marzo de 2008

De Madrid y otros paseos (I)

Iba esta mañana de camino a Atocha, para coger un cercanías a Guadalajara, y allí enlazar con el "soriano", otro tren (¡épico!...). Y según caminaba hacia el Metro, me lo he pensado mejor, y he decidido seguir andando hasta Tribunal (un poquito lejos de casa, y más con una mochila de senderismo llena de libros). Y según iba caminando, me daba cuenta de que en el fondo, eso de ir de "camino a casa", ya no era tan necesario decirlo. Parece ser que me estoy volviendo madrileña (¡con la urticaria que me daba al principio!). La verdad es que es uno de esos sitios que te hacen sentir como en casa. Hace poco, curioseando en un libro (creo que de Garzón, lo estaba leyendo mi madre), encontré una referencia a Madrid bastante buena, y que se adaptaba/adapta bastante bien a lo que pienso:

"Muchas veces me han preguntado por qué decidí ser juez [léase estudiante de Historia] y ejercer en Madrid [o donde los derroteros de la docencia me lleven...]. Una ciudad que no me gustaba y a la que sólo había ido en contadas ocasiones. Sin embargo, ahora me es tan vital como el aire, más o menos contaminado, que respiramos los que aquí vivimos.


Quien no conozca Madrid no ha completado su ciclo vital. Madrid debes vivirla, sufrirla, disfrutarla, amarla y no olvidarla. ¡Cuántas veces he echado de menos la vida de sus calles y la alegría de sus gentes en las decenas de hermosas capitales de todo el mundo en las que he estado a lo largo de los años, como Roma, París y Nueva York! Sin embargo, Madrid es incomparable. Sus calles abigarradas, edificios neoclásicos, jardines, palacios, plazas y, sobre todo, sus tejados y el cielo la hacen especial. Más si se contempla a vista de pájaro."

O al menos, atinado en casi todo. Bien es cierto que Madrid atrapa, y no sólo sus calles o sus tiendas (seguro que alguien se siente identificado...), sino sus gentes, su ruido, su luz. A Garzón le falta describir tal masa de población que enriquece la urbe. A él le falta describir los paseos en primavera por el casco antiguo. Y la grata actividad de ir descubriendo el Madrid de la superficie (los que no somos oriundos, conocemos el Madrid subterráneo, ese del "Metro que vuela"). El año pasado descubrí el placer de perderme (literalmente), por las tardes, por sus callejones y callejuelas, por sus plazas y barrios. Y de encontrarme, a veces con un plano en la mochila. Algunas veces con "guía" incluido, otras yo sola. Y me fui aprendiendo lugares y paisajes. De esos que ves en fotografías. De esos que te sorprenden por la magia de sus rincones.
Y lo iba pensando mientras bajaba hacia Fuencarral, con mi mochila (como Labordeta), mientras la gente me miraba con cara rara: parecía una guiri que había escapado de un campamento, con mochila de senderismo gigante y maletín con portátil incluido, escuchando música por el iPod, y con una cara sonriente (sí, hoy es que me he levantado con la sonrisa puesta). A las 11 de la mañana, normal que la gente me mire raro. Me ha venido a la mente una similitud: me sentía como Paco Martínez Soria cuando llegaba a Zaragoza, en sus múltiples películas de mañico (-¡cuánto daño ha hecho "Cine de Barrio"!-).
Pero yo iba mirando a la gente, las casas, los edificios,... las prisas, los agobios, las broncas, los pitidos de coche... Y me sentía como en casa. Ya no es esa gran ciudad que absorbe y no deja respirar, que asusta. Ahora sólo son pequeñas/grandes calles. Y yo, que hoy me comía el mundo.
Al menos tengo esperanza de que vuelva el buen tiempo, y con cualquier excusa, volver a los "paseos por la Villa". Lo que hacemos los estudiantes con tal de no centrarnos en los exámenes...

(Semana extraña, la verdad, pero gratificante; sobre todo por la "tregua" firmada con detectoman [no coments]...jajajajajajajaja; eso sí, de mudanza, aún no... que estoy a gusto en la bitácora...)


[A propósito, la canción que iba escuchando en el iPod, también muy buena...(¡si es que tengo un ojo para esto de la música!); tentada me veo a poner los dos vídeos de la misma canción: la original, y un live con orquesta sinfónica].

Collective Soul - Needs [original]

video

Collective Soul - Needs (live) [orquesta]

video

7 comentarios:

fernando dijo...

qué voy a decir de Madrid que es mi ciudad! Tiene algo que te atrapa y como bien dices acoge muy bien al que viene de fuera. Besos.

PIER BIONNIVELLS dijo...

Madrid me tiene enamorada.. ya tengo tres años viviendola de cerca. sientiendo sus aromas observando su gente y casandome con uno de ellos..
Si esta ciudad te atrapa.. yo ya no puedo escapar...
abrazos..

Anónimo dijo...

Con Madrid me pasa como con el cine: no me quedaría a vivir en una sala; pero no puede pasar mucho tiempo sin que vuelva.

ignacio

Anónimo dijo...

Te mando datos de algunos libros que hablan de Madrid

http://www.silexediciones.com/Shop/detail.asp?IdProducts=99

http://www.silexediciones.com/Shop/detail.asp?IdProducts=118

http://www.silexediciones.com/Shop/detail.asp?IdProducts=161

http://www.silexediciones.com/Shop/detail.asp?IdProducts=132

Te ayudan a entender algunas cosas
Luci

Irene Adler dijo...

Jejeje...gracias, Luci...

(¿Te conozco?)

Si en realidad no es entender las cosas... Madrid no se entiende, se siente.

Ciao

RosaMaría dijo...

Hermosa ciudad en la que viví 7 meses pero que disfruté al máximo y llevo en mi corazón. Buen post y buena música.
No tengo mucho tiempo pero siempre estoy pendiente de lo que pones.
Te dejo dos regalos en mi blog.

PIER BIONNIVELLS dijo...

paso a saludarte..
feliz domingo..
abrazos..